viernes, 26 de diciembre de 2008

Cronicas de una escapada

Buenas. Ando por Pune. La parada mas larga que vamos a hacer en ninguna ciudad. He llegado bien, he tenido mas choques culturales en muchos sentidos de los que pensaba. Delhi es una ciudad fea, caotica. La gente cruza calles de 4 carriles entre el trafico, ves a ninnos trabajando por todas partes, a poliometicos pidiendo en los semaforos. Los ninnos de hecho no solo piden o te tratan de vender cosas, sino que se te cuelgan, te tocan. Ninnos sucerrimos y oscurisimos de tantas horas al sol. Delhi tiene encanto, tiene un monton de sitios increibles. Esta construida sobre 7 antiguas ciudades, y puedes ver las ruinas de varias de ellas. Cuando llegue subire fotos. Lo primero es que es el sitio de los que he estado en el que mas eres turista ricx. Te tratan de timar en todas partes. Y lo consiguen. Si no hablas con gente que este viviendo ahi eres carnaza, sobre todo porque no existen precios fijos.
Otra cosa es que son super conservadores. Te miran mucho los hombres. Y digo mucho. Sin ningun tipo de reparos. Llevar un escote, aunque no sea de esos que se ve la forma d los pechos, o una camiseta de tirantes se considera descarado hasta el punto de ser ofensivo. Tambien se sienten con derecho a entrarte mucho mas que en Espanna.
El choque cultural mas grande ha sido que la gente se dirige a mi hermano pequenno cuando vamos mi madre, el y yo a cualquier lado. Le traen la cuenta tambien a el. Discuten los precios con el. A nosotras nos saltan directamente. Ser mujer aqui tiene que ser muy, pero que muy duro. Antes de llegar al ashram ya empezaba a tener la autoestima por los suelos. Te sientes incapaz de hacer cosas. Te miran sexualmente pero no te reconocen como persona, en el sentido de poder interactuar plenamente. En cierto sentido supongo que es a lo que estamos acostumbradas, pero rollo exagerado. En ese sentido me esta viniendo muy bien.
Despues de dos dias en Delhi volamos a Pune. Teniamos que estar 2 horas antes en el aeropuerto y tuvimos una hora de retraso, asi q echamos la mayor parte del dia. Llevamos aqui ya 3 dias. Estamos entrando en el ashram a diario. Estoy haciendo como 3 actividades al dia. Hay una mezcla curiosa de gente. Hay mucha gente que viene por lo menos un mes, si no dos o tres. Me dan una envidia tremenda, por poder dejar sus trabajos y sus casa para venirse aqui a hacer esas cosas. La vida mileurista espannola no da para subvencionarte meses en la India y menos en un ashram de lujo. Este es el Osho International Meditation Centre. Es el que monto Osho cuando le echaron de EE.UU. No es tan integrista como suena, aunque tiene algunas cosas curiosas, como que hay que ir todo el dia de un color (incluso para la piscina y el gimnasio, la pista de tenis...) y luego de blanco para la ultima ceremonia del dia, donde ponen un video y grabaciones de audio de Osho. Eso da un poquito mas de miedo. El resto son meditaciones muy dinamicas. La gente es muy amable y se ven muchos abrazos por todas partes. Y muy pocas parejas. Y nada de muestras fisicas de afecto parejil: como mucho van d la mano. En la India incluso eso se considera ofensivo. Hay gente de muchas nacionalidades diferentes. En general se dividen en dos: indixs y expats. En la tribu de lxs expats hay britanicos, alemanes, un monton de israelies, austriacos, espannoles... Lo que no hay practicamente es latinoamericanos, lo cual me llama la atencion muchisimo. Me han contado ademas que los indios no pueden participar automaticamente en las mismas meditaciones que el resto, debido a sus temas culturales. En cierto sentido lo entiendo, porque incluso los que si pueden, siento q estaban ahi fichandome en algunas partes y que los abrazos que dan en algunos ejercicios a veces son demasiado aprovechados...
La ciudad de Pune es una mezcla bastante curiosa. Es un centro economico. Se han asentado bastantes empresas de nuevas tecnologias. Cuando llegas se ve inmediatamente que es mas rico que Delhi a nivel general. Tambien tiene una universidad muy conocida. Y tiene el centro. Si vas a Pune como extranjerx inmediatamente asumen que vienes aqui. Toda la zona cercana al ashram esta tomada por extranjeros, que se mezclan con la poblacion local, porque alquilamos habitaciones en sus casas, ademas de estar en hoteles, casas de huespedes, etc. Hay muchos puestos en la calle que venden cosas relacionadas con el centro. Hay que comprar muchiiiisimas cosas: al menos 2 tunicas -1 de cada color-, bannador, alfombra para meditar, jerseys o chales, una silla si no estas comodx sentandote en el suelo... Una pasta, aunque en rupias sea mas llevadero... Hay gente india de fuera que se nos acerca y con quien ya charlamos y nos tomamos chai massalas (que ricos que estan -los chais-). Y bueno, asi voy pasando los dias, entre meditaciones y vueltas con la gente del ashram y la poca gente que conozco de fuera. En unos dias nos vamos para Rajasthan.
Por cierto, los juguetes bien. Me quedan 2 vuelos mas, pero no espero encontrarme con problemas.

2 comentarios:

Ponyboy Curtis dijo...

Muy interesante todo lo que cuentas, nunca habia conocido a alguien que hubiese estado en el Osho internacional, la verdad es que a mi me sonaba realmente mal eso del Osho resorts, no me hubiese extrañado ver "Nuevo Ibiza osho resort", "Estas navidades, regala Osho meditation Chill Out CD", etc.

moscacojonera dijo...

tengo la sospecha de que latinoamericanos pocos, igual que africanos, españoles... me supongo que los paises pobres o donde hay que trabajar muchas horas para poco dinero no te permiten eso, largarte allá para un retiro.

Lo de tu hermano pequeño siendo la persona con la que tratan, que jevi...

Lo de Osho ya me daba "cosica", ahora me da más.

buenos viajes y feliz año