miércoles, 20 de mayo de 2009

Jornadas

Tengo el blog super abandonado. Tenéis razón todas las personas que me lo habéis comentado. ¿Qué ha pasado? Una negociación super dura de dejar mi trabajo se ha juntado con trabajo freelance con una relación cada vez mejor (a compatibilizar con anteriores) y viajes, muchos viajes. Llevo ya un mes en el paro y estoy encantada. Me siento llena de posibilidades. Estoy aprovechando el tiempo para tratar de volverme freelance, retomar viejos contactos, descansar, acordarme de quién soy yo...

La cosa es que quién soy ha cambiado. Ayer me di cuenta de ello en las Jornadas LGTB en la Complutense. Hicimos un ejercicio de identidad. Me di cuenta de que ya no me definía como lesbiana y ni siquiera como bi. Mucho menos como queer. Simplemente quiero ser yo. Mi particularidad se ha vuelto más grande que mis etiquetas. Supongo que ya no siento la necesidad de justificarme, ni de mostrar quién soy con esas etiquetas. De hecho, me parece que son secundarias, descriptivas si acaso. También me pasa con "poliamorosa". Cada vez más de mis amigas y amigos huyen de ello porque no quieren sentirse constreñids por las reglas que rigen ese tipo de relaciones. Al final, supongo que cada cual tratamos de hacernos un hueco para vivir nuestra vida como nos sentimos más cómodas y cómodos. Cada vez siento más que las etiquetas deberían estar a nuestro servicio más que nosotras en función de ellas. Creo que son fases. En un primer momento necesitamos referencias, en las siguientes nos movemos en los instersticios de ellas o creamos nuevas propias.

Hablando de las jornadas, las recomiendo absolutamente. Los temas son muy interesantes, de actualidad lgtb. En la imagen tenéis el programa (hacer click para ampliar). Yo estaré ahí esta mañana y seguramente durante el resto de las jornadas.

5 comentarios:

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

Hola Maeve

Yo también estuve ayer en las Jornadas. Me alegra que digas lo de las etiquetas, el tema de las identidades a mí me parece de lo más complicado. Me gustó el taller aunque hubo algún momento en que deseé salir corriendo (je, je, lo cual no sé si es bueno o malo...). Puede que cada una se encuentre en un momento distinto en relación a las etiquetas/identidades.

Por cierto, perdona mi ignorancia, pero no me quedó muy claro qué son exactamente las relaciones poliamorosas.

Saludos!

Maeve dijo...

Hola! Qué bien que coincidieramos. Y sin saber que nos seguíamos en el ciberespacio.

Sobre poliamor tengo muuuchas entradas. Te dejo el link de wikipedia, que lo explica de manera más sistemática que yo: http://es.wikipedia.org/wiki/Poliamor

Me encanta que tengas interés por ello!

Anónimo dijo...

Comprendo que algunos necesiten etiquetarse y definirse, pero a mí el tema éste de las etiquetas me pone enferma. Jamás he sentido la necesidad de definirme, la verdad, ni ahora ni nunca.

A los 15-16 años, cuando me di cuenta de que también me gustaban las chicas, no sentí la necesidad de preguntarme si era lesbiana o bisexual o qué. Creo que lo que pensé fue: "Pos fale, more people to love :-)" y punto. Sabía que me gustaban Fulanita y Menganito y con eso me bastaba.

Y luego en temas de bdsm igual: hasta me llevé broncas en #mazmorra porque me negaba a definirme. Pero broncas de verdad, eh? Y todo porque pasaba de encasillarme como dominante o sumisa. Ni siquiera me gustaba lo de switch. Hubo gente que quiso echarme y todo. La monda jejejee

En definitiva: yo soy yo, peculiar y muy cambiante. Y la única etiqueta con la que jamás he llegado a sentirme a gusto es la de "golfa con principios" de la Mosca, bendito sea :-)

Besos del Bichejo

a p n e i c a dijo...

Muy cierto. Al final las etiquetas se quedan cortas o pequeñas.

Verónica (peke) dijo...

Si ha sido por cosas del trabajo y externas a ti te perdonamos, jajaja.

Un placer volver a leerte....

besotes de esta peke.

pd: te espero por mi rincon con una taza de cafe, si gustas...