martes, 15 de abril de 2008

BDSM al fin


Uff, con tantas (y tan pocas) cosas que han estado pasando, no he podido publicar esto antes. También me faltaban las fotos. Y tengo una perfecta. Gracias, Mosca, fiel documentalista de mis andanzas. Y gracias a la inigualable Johanna. *sigh*. Mucho más pasó esa noche, el Dark Sabbat de hace dos sábados. Fue una de esas noches densas, con mucha actividad y que generan recuerdos. Después de ser sometida por Johanna me reafirmé en mi condición de switch sometiendo a mi vez a N. Ya dijimos que me tocaba a mi, y me tocó. Apliqué una de mis torturas favoritas, más sencillas y menos vistas en entornos BDSM: los mordiscos. Pero eso no fue todo. Bastará decir que fue una noche para el recuerdo. Y como en las buenas sesiones, me quedé con ganas de más.

6 comentarios:

zor dijo...

Hola Vicky. Es bonito el bondage. Me encanta el tema de las cuerdas. Ya tengo localizado tu blog :)

Maeve dijo...

Bienvenido! Gracias por pasarte.

moscacojonera dijo...

Ah, no lo había visto... de nada, Sra Maeve, un placer, ya lo sabe.

Dita dijo...

hicisteis una preciosa pareja. observé con muchísimo interés, fue una preciosa escena. me ha sorprendido gratamente que colgaras la foto, te seguía de antes en el blog... y resulta que yo era la que estaba suspendida enfrente de ti... enhorabuena por la regularidad y el interés de tus contenidos

Maeve dijo...

Hola, Dita. Muchas gracias. Pues a ver si nos vemos en la siguiente fiesta. Es curioso esto de encontrarse en lo virtual habiendose visto en persona y sin saberlo. Gracias por leerme. Me gustó mucho también la suspensión que te hicieron. :)

Anónimo dijo...

Hola! Cómo puedo informarme de otros encuentros o fiestas del estilo?
Gracias. Luz